En un evento que marcó un hito en la política mexicana, celebrado en la Ciudad de Puebla, el senador Alejandro Armenta se pronunció fervientemente a favor de las propuestas de reforma constitucional del presidente Andrés Manuel López Obrador, delineando un futuro político fortalecido por la justicia, la soberanía energética y la austeridad republicana. Este apoyo se dio en el contexto de la conmemoración del 107 aniversario de la Constitución Política de México, resaltando la importancia de consolidar las bases de un gobierno que realmente represente y proteja los intereses del pueblo mexicano.

Armenta, voz prominente del senado, hizo énfasis en la urgencia de reformar el poder judicial, criticando recientes decisiones de la Suprema Corte que favorecieron intereses extranjeros en el sector energético, calificándolas como una traición a la patria. Esta postura se alinea con la visión del presidente López Obrador de recuperar la soberanía nacional y energética, poniendo fin a décadas de políticas neoliberales que han favorecido el saqueo de recursos y la corrupción.

El senador destacó que todas las reformas aprobadas han buscado promover el bien público, la justicia social y la eliminación de privilegios indebidos, como la evasión fiscal por parte de bancos y corporaciones extranjeras. Armenta reiteró su compromiso con la denominada cuarta transformación, un movimiento que busca retomar los ideales de la Revolución Mexicana y adaptarlos a los desafíos contemporáneos del país.

El evento contó con la presencia de figuras clave dentro del movimiento de Morena y la política local de Puebla, demostrando un sólido respaldo al proyecto de nación propuesto por López Obrador. Entre los asistentes estuvieron Olga Lucía Romero, presidenta de Morena en el estado, diversos coordinadores políticos, diputados federales y locales, así como fundadores y miembros activos del partido, todos unidos en la visión de un México más justo, soberano y libre de corrupción.

Este encuentro no solo refrenda el apoyo a las iniciativas del presidente sino que también pone de manifiesto la cohesión y el compromiso de los representantes electos con los principios de justicia social y soberanía nacional. La transformación propuesta por López Obrador y apoyada por figuras como Armenta, promete marcar una nueva era en la política mexicana, donde la lucha contra la corrupción, el saqueo y el abuso de poder esté al frente de un proyecto inclusivo y humanista que busca devolverle a México y a su gente la dignidad y los derechos usurpados por décadas de malas prácticas gubernamentales.