Dom. May 26th, 2024

En una movida audaz que reafirma la posición de México en el escenario mundial, la Diputada Federal Fede Quijano, miembro clave de la Comisión de Relaciones Exteriores, ha dejado su huella indeleble en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2024. En una reciente mesa de trabajo, Quijano no solo defendió, sino que enfatizó la imperativa necesidad de fortalecer las relaciones bilaterales y regionales de México, proyectando una voz firme en la protección de los derechos de los mexicanos en el extranjero.

La sesión, que formó parte de un análisis exhaustivo sobre la distribución y utilización de los recursos nacionales, vio a Quijano abogar apasionadamente por una expansión significativa de la influencia de México a nivel global. Esto implica forjar relaciones internacionales sólidas, una medida que, según ella, repercutirá positivamente tanto en México como en sus socios globales.

Más allá de las alianzas, Quijano resaltó un aspecto a menudo pasado por alto pero crucial: la seguridad y los derechos de los mexicanos en ultramar. Su enfoque en la preservación de la integridad territorial de México y la salvaguarda de los intereses de sus ciudadanos en el extranjero ha llenado de esperanza a muchos, especialmente en tiempos donde la dispora mexicana enfrenta desafíos sin precedentes.

En consonancia con estos esfuerzos, la Diputada también promovió una política de cooperación internacional enriquecida, destinada a catalizar el desarrollo mutuo y fomentar un sentido de comunidad y bienestar a escala global. En el ámbito económico, destacó la coordinación en la promoción comercial, técnica, científica, turística y cultural, poniendo a México como un actor clave en diversas esferas internacionales.

La determinación de Fede Quijano en respaldar el PEF 2024 refleja más que un compromiso pasajero; ilustra una dedicación inquebrantable a la causa de elevación de México en la arena internacional y la defensa intransigente de los derechos de sus ciudadanos, estén donde estén.

Este movimiento de Quijano no solo es una victoria para la política exterior de México, sino un paso hacia la certeza y seguridad para las y los mexicanos en el extranjero, reafirmando que, aunque lejos, no están solos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *