Jue. Jun 13th, 2024

Faltan poco más de un año para que Morelos viva un nuevo proceso de cambio de administración estatal, y muchos, si no es que casi todos los morelenses, esperan con ansia que termine ya este periodo.  Porque estos cinco años han sido los peores en la historia moderna del otrora empoderado estado.

Antes, era de las entidades más importantes del país, destacada por a la industria manufacturera, principalmente la metalmecánica, los servicios y el comercio, y hoy, Morelos apenas ha recibido 71 millones de dólares en inversión extranjera, cuando al inicio del sexenio recibía casi el 90 por ciento más.

Es triste ver cómo se va deteriorando nuestra hermosa patria chica, como paciente con enfermedad terminal, sin que nadie, intervengan para disminuir el impacto que la falta de inversión ha tenido en la generación de empleos, la seguridad y sobre todo la producción de alimentos. Y es que la inseguridad ahuyenta de inmediato a cualquier inversionista.

De acuerdo con estadísticas del mismo INEGI y de organismos como DataMéxico, Morelos rinde cuentas y otras, en los últimos cinco años se ha incrementado no solo la percepción de inseguridad, sino que también ahora ocupamos el primer lugar en secuestros a nivel nacional, y eso lo tienen que tomar en cuenta todos los que aspiren a gobernarnos.

Porque además a la inseguridad se le suman los altos índices de corrupción y la opacidad en el manejo de los recursos públicos, lo que nos tiene en un nada honroso sitio en el país.

Estadísticas hay muchas, todas son públicas, y para qué nos llenamos de números, cuando lo que falta es acción. Hacer frente a los grupos delincuenciales que nos tienen prácticamente secuestrados y han evitado que los empresarios quieran invertir aquí.

Promover el empleo, el autoempleo y la creación de empresas familiares, sí, pero también ofrecer a Morelos como uno de los sitios con mayores ventajas no solo por su cercanía con la capital del país, por el clima, los índices de crecimiento de la población, y hasta las oportunidades para emprender en todas las áreas, turismo, servicios, comercio, producción agropecuaria, metal mecánica y de todo, porque el clima de la entidad nos favorece.

El nuevo gobernador tiene que implementar, desde ya, un plan de acción inmediato, que se aplique el día 1 de gobierno, para hacer frente a todos estos retos que requieren la participación de sociedad civil y los 3 niveles de gobierno, porque hay una urgencia y esa es sacar a Morelos de la peor crisis que ha vivido.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *