Jue. Jun 13th, 2024

 

La adquisición de la refinería de Deer Park por parte de Petróleos Mexicanos (PEMEX) no solo marcó un hito en el desempeño operativo y financiero de los últimos 16 años, sino que evitó el endeudamiento de la petrolera.

“Desde que PEMEX asumió el control de Deer Park a principios de 2022, sus resultados han sido sólidos y hemos observado rendimientos netos positivos por 954 millones de dólares en el cierre del año pasado y de 711 millones de dólares al tercer trimestre de 2023, los cuales contrastan con las pérdidas observadas en los tres años previos”, indicó Carlos Cortez, director de finanzas de la petrolera mexicana.

Los resultados proporcionados por PEMEX al término del tercer trimestre de 2023 revelan que, la refinería en Texas no registró un desempeño como este desde 2007, al constituir su primer cierre libre de deudas.

Luego de que la empresa productiva del Estado tomara el control del complejo, el directivo destaca un cambio de rumbo en la refinería texana a partir de 2022. Los niveles operativos muestran ahora mejoras significativas, con mayores niveles de utilización y disponibilidad de las plantas, y una reducción sustancial en los índices de paros no programados.

Con condiciones de mercado en la costa norteamericana del Golfo de México que fueron propicias durante casi dos años, la generación de Ebitda fue destacada, al ascender a mil 306 millones de dólares al cierre del año pasado y 895 millones hasta el tercer trimestre del 2023.

Aparte de los beneficios financieros, la integración de Deer Park fue crucial para que PEMEX revierta la tendencia a la baja en el procesamiento de crudo. En los últimos cinco años,se vio un aumento del 75%, en el que la refinería de Texas aporta el 24% del crudo total procesado por la empresa.

“El cambio de rumbo del que he hablado, ha permitido también revertir una condición inercial de menor producción, para lograr también estabilizarla e incrementarla, destacando la participación de Deer Park, que aporta ya un importante volumen de combustibles para el transporte”, destacó Cortez.

Ante la relevancia que tiene la refinería texana para PEMEX, se plantea como uno de los desafíos principales mejorar la logística de envío de los combustibles procesados en Estados Unidos hacia México. Para abordar esta cuestión, se consideran diversas alternativas, como el transporte a través de ductos o ferrocarriles, con el objetivo de incrementar la producción.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *