El presidente López Obrador ha confirmado que el precio de la harina de maíz se mantendrá estable en 2024.

Querétaro a 22 de enero, 2024.- En un contexto donde la economía mexicana enfrenta retos significativos, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha anunciado una noticia que promete alivio a los hogares del país: el precio de la harina de maíz, ingrediente esencial para la elaboración de tortillas, no sufrirá incrementos durante el año 2024. Esta declaración se produce en un momento en que la inflación y el costo de vida han sido una preocupación constante para la población.

 

Durante su conferencia matutina en Querétaro, el presidente agradeció a Francisco González, presidente del consejo de administración de Maseca, por su compromiso de no aumentar el precio de la harina de maíz este año.

 

Este gesto de solidaridad de la principal distribuidora de harina de maíz en México es un respiro en medio de un panorama económico donde, a pesar de la disminución en el precio del maíz, el costo de la tortilla no había mostrado una tendencia a la baja.

 

La importancia de esta medida se refleja en la relevancia de la tortilla en la dieta de los mexicanos y en la estabilidad de los precios de la canasta básica, que según el presidente se mantendrá con un precio máximo de 1039 pesos para 24 productos. esenciales.

 

Este anuncio es particularmente significativo si se considera que el precio de la tortilla había experimentado un aumento considerable en el último año, en parte debido a la guerra en Ucrania y sus efectos en el costo de los insumos agrícolas.

 

La decisión de Maseca de mantener los precios se alinea con las políticas alimentarias y de derechos humanos en México, que buscan garantizar la seguridad alimentaria y proteger a la población contra el hambre.

 

Además, esta medida se suma a los esfuerzos de colaboración entre México y organismos internacionales como la FDA para reforzar la inocuidad y la calidad de los alimentos.