Jue. Feb 29th, 2024

La capacidad de almacenamiento de combustibles de Petróleos Mexicanos (PEMEX) experimentó un crecimiento del 34% en los últimos cinco años. A través de un aumento de 4.3 días de autonomía, la empresa ahora puede acopiar hasta 16 millones 500 mil barriles, al asegurar un abasto para 17 días.

“Cuando llegamos, la capacidad de almacenamiento era de menos de 13 días, hoy estamos en 17, y la idea es llegar a 19 días en 2024, hemos avanzado rehabilitando los tanques de almacenamiento y continuaremos con ello”, destacó Octavio Romero Oropeza, director general de PEMEX.

En 2018, la empresa tenía una autonomía de almacenamiento de combustibles (gasolina, diesel y turbosina) de 12.7 días, es decir, el tiempo en que los productos pueden permanecer almacenados, según los datos de la empresa. Al cerrar el 2023, esta cifra aumentó a 17 días, al anticipar un crecimiento adicional hasta 18.7 días para 2024.

El Programa de Rehabilitaciones del Sistema Nacional de Refinación (SNR) desempeñó un papel crucial en el aumento del volumen de almacenamiento, que evolucionó de 14 millones de barriles en 2018 a 16 millones 500 mil barriles en 2023, al representar un incremento del 18%. Este crecimiento se atribuye directamente a la mejora y restitución de la infraestructura de almacenamiento para respaldar el aumento en la producción de combustibles.

Distribuidas a lo largo y ancho del territorio nacional, más de 80 terminales de almacenamiento marítimo y terrestre conforman la sólida infraestructura de la petrolera mexicana.

Para agilizar las operaciones marítimas, PEMEX gestiona eficientemente 41 muelles con servicios portuarios. Esto se suma a la importancia clave del almacenamiento en la industria petrolera, al ser los centros productores el epicentro de esta actividad.

La administración actual se destaca por el relevante crecimiento, ya que la capacidad de almacenamiento de petrolíferos apenas aumentó un 0.4% entre el 2000 y el 2018, mientras que la demanda de combustibles experimentó un aumento del 42.3%.

“Las variaciones en la oferta y la demanda hacen cada vez más evidente la importancia de asegurar las cadenas de suministro, el almacenamiento y la aplicación de tecnologías disponibles para incrementar la certidumbre en la cadena de valor de la logística de combustibles”, refiere PEMEX en su Plan de Negocios 2023-2027.

Al enfrentarse a este desafío, la administración actual puso su atención en garantizar el almacenamiento a largo plazo de la mayor cantidad de combustibles, al priorizar así el suministro energético a la población.

Gracias a la propiedad de la mayoría de las terminales de almacenamiento en el territorio mexicano, PEMEX mantiene su posición dominante en estas operaciones.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *