Mié. Feb 28th, 2024

Ciudad de México, 29 de diciembre de 2023 – La Secretaría de Salud de México ha lanzado una importante convocatoria para la adquisición de casi siete millones de piezas de medicamentos y más de dos millones de insumos médicos. Este esfuerzo está dirigido a mejorar el abastecimiento en los consultorios y a los derechohabientes del ISSSTE, hospitales de la Secretaría de Marina y la Guardia Nacional.

En esta fase, la convocatoria se extiende tanto a farmacéuticas nacionales como internacionales, solicitándoles presentar cotizaciones de precios y cantidades a surtir. Se contempla la compra de 170 claves de medicamentos y 74 de material de curación, siguiendo un estudio de mercado detallado.

El gobierno de la Cuarta Transformación (4T) ha puesto especial énfasis en la necesidad de que las empresas presenten no solo cotizaciones competitivas sino también la documentación relevante como derechos de autor, registro ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y autorizaciones de registro sanitario.

Entre los artículos con mayor demanda se encuentran el miconazol en crema, pantoprazol, tabletas de ibuprofeno y naproxeno. Además, los insumos médicos más requeridos incluyen guantes de nitrilo, guantes para cirugía, jeringas y gorros quirúrgicos.

La logística de esta compra masiva ha sido confiada a los laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex), según un acuerdo publicado recientemente en el Diario Oficial de la Federación (DOF). Birmex será responsable de la compra y distribución de estos suministros para siete instituciones de salud, incluyendo el IMSS, ISSSTE, el programa sustituto del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), y los servicios médicos de la Marina, el Ejército, y la Guardia Nacional.

Este anuncio marca la quinta modificación en el proceso de compra por parte del ejecutivo, reflejando los desafíos continuos en el abastecimiento de medicamentos en México. La estrategia actual busca consolidar las compras para mejorar las condiciones de adquisición en términos de precio, calidad, y oportunidad.

Los proveedores interesados tuvieron hasta el pasado martes para presentar sus propuestas, que deben incluir detalles como precio unitario, vigencia de costos, y cumplimiento de requisitos legales y sanitarios.

Andrés Castañeda, de la organización Cero Desabasto, destacó que este cambio en el modelo de compra genera incertidumbre y falta de confianza en el proceso. Señaló que el IMSS y el ISSSTE, como los sistemas de salud más importantes del país, se han visto obligados a realizar sus propias compras para cubrir las deficiencias del esquema consolidado.

La nueva estrategia de compra centralizada de la Secretaría de Salud representa un paso crucial hacia un mejor abastecimiento de medicamentos e insumos médicos en México, aunque también plantea desafíos y dudas que deberán ser abordadas eficazmente para garantizar el éxito de este esfuerzo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *