Dom. May 26th, 2024
Cuauhtémoc, Ciudad de México, México, 19 de agosto de 2024. Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México en conferencia de prensa en el Salón Tesorería de Palacio Nacional. Acompañan al mandatario: Rosa Icela Rodríguez Velázquez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana; Luis Cresencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional; José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina; Luis Rodríguez Bucio, subsecretario de Seguridad Pública de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) y David Córdova Campos, comandante de la Guardia Nacional. Foto: /Presidencia

CDMX  a 19 de marzo de 2024.-En una reciente declaración, Rosa Icela Rodríguez, titular de Seguridad Ciudadana, ha arrojado luz sobre un aspecto crucial del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). Rodríguez ha destacado que todos los servicios ofrecidos por el ISSSTE están actualmente subrogados a empresas particulares. Esta revelación plantea una importante reflexión sobre la estructura operativa y la gestión de este organismo de vital importancia para los trabajadores del Estado en México.

La subrogación de servicios en el ISSSTE implica que la mayoría de sus operaciones, incluidos los servicios médicos, están siendo gestionados por entidades privadas en lugar de ser administrados directamente por la institución. Esta práctica plantea interrogantes sobre la eficacia, la calidad y la accesibilidad de los servicios proporcionados, así como sobre la transparencia en la gestión de recursos y la rendición de cuentas.

La declaración de Rodríguez resalta una visión de cambio: la intención de revertir este modelo de subrogación y fortalecer la capacidad interna del ISSSTE para brindar directamente los servicios que son esenciales para la salud y el bienestar de los trabajadores del Estado y sus familias. Este cambio de enfoque sugiere un retorno a los principios fundamentales de la seguridad social y el compromiso con la atención integral de la salud de los asegurados.

En consonancia con esta visión, se ha anunciado la construcción de seis hospitales, lo que sugiere un compromiso renovado con la infraestructura médica y la expansión de los servicios directos ofrecidos por el ISSSTE. Esta inversión en instalaciones médicas es un paso significativo hacia la mejora de la capacidad de atención y la calidad de los servicios de salud proporcionados a los beneficiarios del ISSSTE.

Sin embargo, este cambio de paradigma plantea desafíos importantes. La transición de un modelo subrogado a un modelo de prestación directa de servicios requerirá una cuidadosa planificación y coordinación para garantizar una transición fluida y sin problemas. Además, será fundamental abordar cualquier barrera regulatoria o administrativa que pueda obstaculizar este cambio.

En resumen, la declaración de Rosa Icela Rodríguez sobre la subrogación en el ISSSTE marca el comienzo de un nuevo capítulo en la evolución de esta institución crucial. Al buscar fortalecer la capacidad interna del ISSSTE y ampliar la infraestructura médica bajo su control directo, se está enviando un mensaje claro sobre el compromiso del gobierno con la salud y el bienestar de los trabajadores del Estado y sus familias. Sin embargo, el éxito de esta empresa dependerá en gran medida de la planificación cuidadosa, la coordinación eficaz y el compromiso continuo con los principios de transparencia, equidad y calidad en la atención médica.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *