¿Recuerdas el iPod? Descubre cómo este icónico dispositivo cambió para siempre la industria musical y la evolución de Apple.

CDMX a 23 de enero, 2024.- En el mundo de la tecnología, la evolución es constante, y las empresas que no se adaptan a las tendencias cambiantes a menudo quedan rezagadas. Apple, la gigante tecnológica que hoy conocemos, no siempre fue sinónimo de iPhones, iPads y servicios en línea. Su transformación comenzó con un dispositivo que cambió la forma en que experimentamos la música: el iPod.

 

El iPod: un punto de inflexión

 

La historia del iPod se remonta al inicio del siglo XXI, cuando Steve Jobs regresó a la dirección de Apple en un momento en que la empresa estaba en declive. Jobs no solo reorganizó la línea de productos, sino que también introdujo un concepto revolucionario: un reproductor de música digital llamado iPod.

 

En octubre de 2001, Apple anunció el iPod, que salió a la venta poco después. Este dispositivo compacto y elegante permitía a los usuarios llevar hasta 1,000 canciones en su bolsillo. Más que un simple reproductor de música, el iPod se convirtió en un símbolo de la revolución digital en la industria musical.

 

La revolución de la música Digital

 

En ese momento, la música se adquiría principalmente en formato físico, como CD o casete. La llegada del MP3 en 1993 permitió la digitalización de estos discos compactos y, posteriormente, la creación de reproductores MP3. Sin embargo, las discográficas aún se centraban en el formato físico, y la música digital no era ampliamente aceptada.

 

Steve Jobs y Apple cambiaron el juego al presentar el iPod y la iTunes Store en 2003. La tienda permitía a los usuarios comprar música en línea, ya sea álbumes completos o canciones individuales. Esto no solo transformó la forma en que consumimos música, sino que también allanó el camino para futuros productos de Apple, como el iPhone, el iPad y el Apple Watch.

 

El declive del iPod

 

A lo largo de los años, el iPod evolucionó en tamaño, capacidad y funciones. Pasó de ser un dispositivo del tamaño de un radiocasete portátil con una pantalla y una rueda de control a ofrecer opciones de almacenamiento de hasta 160 GB y la capacidad de reproducir juegos y contenido multimedia.

 

Sin embargo, a medida que los smartphones inteligentes se hicieron más populares y versátiles, el mercado del iPod comenzó a declinar. Los iPhones incorporaron la funcionalidad de reproducción de música y mucho más, lo que hizo que los iPods fueran menos relevantes.

 

El final del iPod

 

En mayo de 2019, Apple lanzó el último modelo de iPod, el iPod Touch de séptima generación. Tres años después, en mayo de 2022, Apple anunció oficialmente el final del iPod Touch, marcando el cierre de más de dos décadas de historia. La razón era clara: las capacidades del iPod ya estaban integradas en otros dispositivos de Apple, desde el iPhone hasta el Apple Watch.

 

Si bien el iPod puede haber desaparecido como un producto independiente, su legado perdura en la influencia que tuvo en la evolución de Apple y en la forma en que experimentamos la música digital en la actualidad. Aunque la era del iPod llegó a su fin, su impacto en la industria y en la cultura tecnológica sigue siendo innegable. Como cualquier producto icónico, el iPod encuentra su lugar en el mercado de segunda mano, donde los aficionados pueden adquirir modelos vintage y revivir una época en la que la música estaba en constante evolución.