"¿Triunfo o Trampa? El salario mínimo en México ha aumentado un 130% desde 2018, pero el 75% de los trabajadores aún vive en la pobreza. ¿Qué está fallando en la política económica de López Obrador? 📉🇲🇽 #SalarioMinimo #PoderAdquisitivo #LópezObrador"

México se ha enfrentado a una paradoja económica desde la llegada al poder del presidente Andrés Manuel López Obrador en 2018. Aunque el salario mínimo ha visto un aumento sorprendente del 130%, pasando de 88.36 a 207.44 pesos diarios, el poder adquisitivo de los trabajadores sigue siendo alarmantemente insuficiente. A esta compleja trama se le suman ingredientes como una tasa de inflación que ha ido en aumento y un PIB que, aunque muestra señales de recuperación, no ha sido suficiente para cambiar el estado de precariedad en que viven tres de cada cuatro trabajadores en el país.

Salario vs Canasta Básica: La Lucha Desigual

De acuerdo con datos del Coneval, la canasta básica en las ciudades mexicanas para 2018 tenía un costo de 3,000 pesos mensuales. En ese entonces, un trabajador con salario mínimo obtenía alrededor de 2,650 pesos mensuales, una cifra claramente insuficiente. Avancemos al 2022 y nos encontramos con que el costo de dos canastas básicas se eleva a 8,418 pesos mensuales. A pesar del significativo aumento en el salario mínimo, que actualmente se ubica en 6,223 pesos mensuales, la realidad es que el trabajador mexicano continúa en desventaja.

Inflación y PIB: Los Factores Ocultos

La inflación es una métrica crucial para evaluar el poder adquisitivo. En 2018, la tasa de inflación en México fue del 4.79%, mientras que en mayo de 2023 alcanzó el 5.8%. Esto significa que, a pesar del alza en el salario, el valor real del dinero ha disminuido. En cuanto al PIB, después de una caída dramática del 8.5% en 2020, vimos una recuperación del 3% en 2022. Aunque positivo, este crecimiento no ha sido suficiente para contrarrestar las pérdidas económicas ni para mejorar significativamente el nivel de vida de los mexicanos.

¿Más Salario, Más Problemas?

Resulta esencial cuestionar si las políticas implementadas por el gobierno de López Obrador han logrado algún impacto real en la vida de los trabajadores. Subir el salario mínimo es, sin duda, un paso en la dirección correcta. Sin embargo, el 75% de los trabajadores aún no puede superar el umbral de pobreza, lo que pone en tela de juicio la eficacia de estas políticas.