Mié. Feb 28th, 2024

En el mundo digital actual, la seguridad en línea es más crucial que nunca. Una de las amenazas más comunes y peligrosas es el “smishing”, una variante del phishing que puede comprometer tus datos personales y poner en riesgo tu seguridad en línea. En este reportaje, exploraremos en detalle qué es el smishing, cómo funciona y cómo protegerte eficazmente de esta ciberestafa.

 

¿Qué es el Smishing y cómo opera?

 

El smishing es una combinación de las palabras “SMS” y “phishing”, lo que significa “pesca mediante SMS”. En lugar de utilizar correos electrónicos falsos, los ciberdelincuentes recurren a mensajes de texto para engañar a las personas. El objetivo principal del smishing es hacerse pasar por una entidad de confianza, como un banco, una empresa de telecomunicaciones o una empresa de envío, para persuadirte de que reveles información personal o financiera.

 

Los ciberdelincuentes envían mensajes fraudulentos a través de SMS, alertándote sobre una supuesta amenaza o una urgente necesidad de acción. Estos mensajes a menudo incluyen enlaces que te dirigen a sitios web falsos diseñados para parecerse a los legítimos. Una vez en estos sitios web falsos, se te pedirá que ingreses información sensible, como contraseñas, números de tarjetas de crédito o información bancaria, que los delincuentes luego aprovecharán con fines fraudulentos.

 

Cómo protegerse del Smishing

 

Desconfía de los mensajes no solicitados: Nunca confíes en mensajes de texto no solicitados que te soliciten información personal o financiera. Las instituciones financieras y las empresas legítimas rara vez te pedirán estos datos a través de mensajes de texto.

 

No hagas clic en enlaces sospechosos: Evita hacer clic en enlaces incluidos en mensajes de texto de fuentes desconocidas o que te generen dudas. Siempre verifica la autenticidad de un mensaje antes de tomar cualquier acción.

 

Verifica la fuente: Si recibes un mensaje de una entidad que parece legítima pero te resulta sospechoso, comunícate directamente con la organización a través de su sitio web oficial o un número de teléfono proporcionado en su sitio web, no mediante los datos proporcionados en el mensaje.

 

Mantén tus aplicaciones y sistemas actualizados: Asegúrate de que tu dispositivo móvil tenga las últimas actualizaciones de seguridad y antivirus para protegerte contra amenazas conocidas.

 

Utiliza métodos de pago seguros: Cuando realices compras en línea, utiliza métodos de pago seguros como PayPal en lugar de proporcionar directamente tus datos de tarjeta de crédito.

 

Sé escéptico ante mensajes urgentes: Los smishers a menudo intentan generar urgencia en sus mensajes. Mantén la calma y verifica la autenticidad de cualquier mensaje antes de tomar medidas.

 

Educa a tu entorno: Comparte esta información con familiares y amigos para ayudarlos a protegerse contra el smishing y otras amenazas en línea.

 

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *