Ciudad de México, 21 de agosto de 2023.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la crisis que se registra en el Canal de Panamá por los bajos niveles de agua, que impide el paso de barcos de gran calado, abre una oportunidad para desarrollar el proyecto en el Istmo de Tehuantepec.

Tras recordar que a mediados de septiembre se realizará un primer viaje de supervisión en el tren transístmico, recordó que se ha ampliado la capacidad de operación de los puertos de Salina Cruz y de Coatzacoalcos con el objeto de poder alcanzar por esta ruta el comercio en la costa este de Estados Unidos.

Por eso, dijo, se está trabajando en potencializar esta opción por lo que anticipó que antes de concluir su administración se convocará la segunda etapa de la ampliación de los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos.

El Istmo de Tehuantepec es una franja de tierra de 200 kilómetros de ancho que une a México por el sur con Centroamérica. El proyecto del tren transístmico consiste en construir una línea férrea que cruce el istmo para conectar los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos. Esta línea férrea permitiría a los barcos navegar desde el Atlántico hasta el Pacífico sin tener que pasar por el Canal de Panamá.

El Canal de Panamá es una ruta importante para el comercio mundial, pero está saturado y es costoso. El tren transístmico sería una opción más barata y eficiente para el transporte de mercancías entre los océanos Atlántico y Pacífico.

El proyecto del tren transístmico es una iniciativa importante para México. Podría generar empleos, impulsar el desarrollo económico y mejorar la conectividad del país con el mundo. El presidente López Obrador ha hecho del tren transístmico una prioridad de su gobierno y se espera que el proyecto sea completado en los próximos años.