Dom. May 26th, 2024

En un conmovedor testimonio de resiliencia y apoyo familiar, el señor Rafael Cordero, de 70 años de edad, ha compartido su experiencia al ser diagnosticado con cáncer de mama y un tumor de 12 centímetros en su seno derecho. A través de la atención oportuna y el apoyo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), está en proceso de recibir quimioterapia y será evaluado para una cirugía que permita extirpar el tumor.

Lo más sorprendente de su historia es que el cáncer de mama es más comúnmente asociado con las mujeres, pero Rafael ha demostrado que los hombres también pueden verse afectados por esta enfermedad. Su diagnóstico se realizó de manera fortuita durante una revisión médica para una cirugía en su ojo izquierdo, cuando un técnico detectó una anomalía en su pecho. Aunque Rafael había notado cambios en su pecho durante un año, no le había dado importancia debido a su estilo de vida activo y la falta de síntomas molestos.

Rafael buscó la ayuda de su médico familiar, quien lo remitió a la Clínica de Mama “Condesa” del IMSS, donde se le realizaron estudios de mastografía, ultrasonido y biopsia. Este enfoque integral y rápido, denominado “evento único”, permite a los pacientes obtener una cita médica, valoración y estudios en un mismo día según sus necesidades.

Después de confirmar el diagnóstico, Rafael fue referido al Hospital de Gineco Obstetricia No. 4 “Dr. Luis Castelazo Ayala” para estudios adicionales y el inicio del tratamiento, que incluye quimioterapia para reducir el tamaño del tumor antes de la cirugía.

Un aspecto conmovedor de esta historia es el apoyo de la familia de Rafael, ya que su hija de 40 años también está luchando contra el cáncer de mama y ha sido sometida a una cirugía y tratamiento de quimioterapia. Juntos, enfrentan la enfermedad con valentía y esperanza.

En el Mes de Sensibilización del Cáncer de Mama, Rafael hace un llamado a los hombres jóvenes y adultos para que realicen la autoexploración de manera regular y consulten a su Unidad de Medicina Familiar si detectan alguna alteración o anomalía en su pecho. Su testimonio es un recordatorio de que tanto hombres como mujeres están en riesgo y que la detección temprana es fundamental para un tratamiento exitoso.

Rafael también destacó el profesionalismo, sensibilidad y capacitación del personal de salud del Seguro Social que ha estado a su lado durante su lucha contra el cáncer. Su historia es un testimonio inspirador de resiliencia y un llamado a la conciencia sobre la importancia de la detección temprana y el apoyo familiar en la lucha contra el cáncer de mama.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *