Lun. May 27th, 2024

Ciudad de México, 27 de octubre de 2023.-– Juan Manuel Quijada Gaytán, titular de la Comisión Nacional de Salud Mental y Adicciones (Conasama) de la Secretaría de Salud de México, ha anunciado que el país está llevando a cabo una transformación significativa en la atención a la salud mental y las adicciones. Según Quijada Gaytán, una de las primeras barreras que se derribaron en este proceso fue la corrupción y el nepotismo en el sistema de salud.

Durante la presentación de la Propuesta de Agenda de Salud Mental para la Región de las Américas, a la que asistió el director de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa da Silva, Quijada Gaytán destacó que una “casta” que se había beneficiado de la salud mental en el país durante las últimas dos décadas estaba siendo superada. Se refirió a ellos como “mercaderes de la salud mental”, junto con la industria farmacéutica.

El cambio hacia un enfoque más transparente y centrado en las personas es evidente en la reforma a la Ley General de Salud en materia de salud mental y adicciones, publicada el 16 de mayo de 2022. Esta reforma prioriza el consentimiento informado, la voluntad anticipada y el derecho de los pacientes a no ser sometidos al aislamiento.

Quijada Gaytán también destacó la importancia de los Centros Comunitarios de Salud Mental y Adicciones (Cecosama), que promueven la prevención de adicciones, la atención oportuna de problemas de salud mental y la prevención del suicidio a través de 341 centros en todo México.

La Estrategia Nacional para la Prevención de las Adicciones (ENPA) Juntos por la Paz ha tenido un impacto significativo, llegando a más de 35.6 millones de personas y organizando más de dos millones de actividades comunitarias.

El enfoque en la atención a la salud mental también se ha extendido a comunidades específicas, como la comunidad LGBTTTIQ+, así como a pueblos originarios en diversas regiones del país.

La pandemia de COVID-19 exacerbó la crisis de salud mental en la región de las Américas, y se destacó la necesidad de mejorar los sistemas y servicios de atención en esta área. La OPS ha identificado la necesidad de elevar la salud mental a nivel nacional y supranacional, integrarla en todas las políticas, mejorar la financiación, garantizar los derechos humanos de las personas con problemas de salud mental y promover y proteger la salud mental a lo largo de la vida.

En resumen, México está dando pasos significativos para transformar la atención en salud mental y adicciones, priorizando la transparencia y el enfoque en las necesidades de las personas. Esta iniciativa tiene el potencial de marcar una diferencia positiva en la vida de millones de mexicanos y servir como ejemplo para la región de las Américas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *