Lun. May 27th, 2024

El campo morelense vive una gran crisis debido a la caída de producción, que alcanza el 40 por ciento, nulos apoyos del gobierno local, bajos rendimientos, sueldos empobrecidos, a lo que se le suman las plagas y enfermedades en cultivos que combaten con fungicidas, plaguicidas, herbicidas y maquinaria que ha provocado un desequilibrio y empobrecimiento del suelo.

 

De acuerdo con investigadores del Campo Experimental Zacatepec y promotores de la agroecología: “los suelos de cultivo se encuentran desbalanceados por uso de agroquímicos y de maquinaria, lo que provoca un desequilibrio que favorece la producción de enfermedades y plagas”.

 

Esta situación puede convertirse también en una crisis de salud pública, la mayoría de los productos del campo llegan contaminados a manos de los consumidores, por lo que, es necesario cambiar la agricultura de insumos a una estrategía menos agresiva, una agricultura ecológica que cause menos daños.

 

Desafortunademente el ejecutivo del estado parece no tener una idea clara de las consecuencias de sus acciones y omisiones, son los costos por haber apostado a la improvisación y la inexperiencia gubernamental de un gran futbolista.

 

El gobierno local no ha puesto en regla prácticas agrícolas como el abuso de agroquímicos, fungicidas, herbicidas y el paso de maquinaria ha desbalanceado el suelo.

 

Es más, la apuesta ha sido abandonar al campo morelense, disminuir los apoyos a los campesinos en más del 50% respecto al cierre del último año de la anterior administración, dejar abierta la puerta al uso indiscriminado de químicos es la política agropecuaria de este sexenio.

 

Estimada y estimado morelense, pongamos mucha atención en quién elegimos como nuestro próximo gobernador, que sea capaz y y tenga un plan para recatar nuestro campo, ese campo que nos da de comer.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *